Clarinete

  • Clar_01
  • Clar_02

Sin música la vida sería un error.
Friedrich Nietzsche

El clarinete en clave de niños

Los clarinetes pertenecen a la familia de instrumentos de viento madera y normalmente pueden empezar a tocarlos los niños a partir de los ocho años. Hoy en día el clarinete se puede encontrar formando parte de todo tipo de agrupaciones: orquestas, bandas de música, grupos de cámara, en el Jazz o la música Klezmer, y música moderna en general.

Se compone por un tubo generalmente de madera, aunque ahora se construyen también clarinetes de plástico, con una embocadura con una lengüeta simple de forma rectangular y delgada por el extremo que se introduce en la boca. Al principio se sujetaba la lengüeta a la embocadura mediante un hilo enrollado, pero en la actualidad se usa un anillo de metal o cuero con tornillos.

El clarinete no se inventó de repente. Durante mucho tiempo evolucionó a partir de un instrumento técnicamente muy sencillo hasta convertirse en un instrumento muy complejo. El chalumeaux es el instrumento más antiguo que se parece al clarinete. Este instrumento, que se utilizó hasta el año 1700, medía 30 cm. Para ser tan corto tenía un sonido sorprendentemente grave y solo podía producir 9 notas.
 A través de muchas adaptaciones y mejoras, el chalumeaux fue produciendo un sonido cada vez más bonito y ampliando su registro. El clarinete moderno tiene un mínimo de 17 llaves. 

Principales innovaciones.

El virtuoso Ivan Müller construyó 1812 un clarinete con 13 llaves, algo totalmente nuevo en la época. Más tarde se añadieron otras llaves y se desarrollaron dos sistemas. Hyacinthe Klosé inventó un sistema para que las llaves se adaptaran mejor a los dedos de la mano. Klosé colaboró estrechamente con el constructor de instrumentos francés Louis Buffet. El resultado fue el clarinete Böhm tal como lo conocemos hoy en día. Y por otro lado el sistema del constructor belga Eugène Albert, desarrollado hacia 1860, de orificios más estrechos y sonido más oscuro.

En la actualidad hay dos grandes escuelas, la Escuela Francesa (sistema Böehm) y la Escuela Alemana. La más utilizada por los clarinetistas es la Escuela Francesa.

Características.

De timbre fluido y variable, propicio para distintos tipos de expresión. El registro grave del clarinete se llama chalumeaux, en referencia al instrumento del que proviene, y produce sólo sonidos fundamentales, mientras que el agudo se denomina clarín.

Su extenso ámbito y su agilidad para pasar de un registro a otros son algunas de sus principales características, así como su amplia paleta expresiva, que le permite participar de todos tipos de música. Su agilidad se demuestra en una literatura repleta de escalas, arpegios y secuencias veloces de notas, combinando sin dificultad el legato y el staccato. Se destaca también por su capacidad de portamento y glissando para deslizarse entre las notas.

Se fabrica con diferentes registros, y puede tener de 3 a 4 octavas. Existe toda una familia de clarinetes. Los más cortos son más agudos y los más largos más graves. El más pequeño es el clarinete en Mi b (requinto) que mide unos 45 cm y el más grande es el clarinete contrabajo que mide unos 3 metros. El más utilizado es clarinete en Si b. Los clarinetes forman parte de la orquesta desde 1780.

1. Clarinete en Mi b o requinto.

2. Clarinete en Do.

3. Clarinete en Si b.

4.Clarinete en La.

5. Clarinete alto.

6.Clarinete contralto.

7. Clarinete bajo.

8. Clarinete contrabajo.




Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso.